jueves, 3 de mayo de 2007

...me gusta la Helvética porque es muy divertida

Ahora que tenemos reciente Sant Jordi y que hemos hablado tantísimo de libros, detengámonos a hablar sobre una de las materias primas básicas de los libros, las letras.
En 1450 se produce un hecho que cambiaría completamente la cultura humana: Johann Gutenberg inventaba la prensa y los caracteres móviles, creando así la imprenta. El primer texto que salió de la imprenta de Gutenberg fue la Biblia de 42 líneas de Mazarino.
La imprenta posibilitó el uso de nuevas formas tipográficas como Bembo (diseñado por Francisco Griffo en 1495) y Garamond (una de mis preferidas, diseñada por Claude Garamond en 1545, que se asemaja más a las formas trajanas de las letras romanas, que se basan en los trazos creados por las plumas de ave).

Tipografia BEMBO

Tipografia GARAMOND

Desde entonces, multitud de tipógrafos aportaron su granito de arena a la creación de nuevas fuentes, entre los que destacan Alberto Durero, Giambattista Bodoni, Fournier, Didot, Caslon, Baskerville, Bodoni y, ya en el siglo XX, Cooperplate, Novarese y Max Meidinger (creador de la fuente Helvetica en 1.957).

En el año 1956 Miedinger recibe el encargo de modernizar la tipografía sans serif (de palo seco) de la firma de la fundición de Haas. Miedinger la llamó Neue Haas Grotesk, ya que estaba basada en la Haas Grotessk, pero al hacerse con los derechos la fundición Stempel la bautiza como Helvetica.


Tipografía HELVETICA


Y de la creación de la Helvética ya hacen 50 años y por eso durante todo este 2007 se realizan actos conmemorativos a la tipografía que más se ha extendido y más se ha usado. Desde un documental hasta una exposición en el MOMA de Nueva York.

Y es que es un tipo eficaz para el uso cotidiano tanto en cuerpos de texto como en grandes titulares. Pero fue con el boom del grafismo y el diseño en los años 50 y 60 hasta ahora cuando se ha hecho más popular siendo utilizada por grandes marcas como Nestlé, BMW, Comme des Garçons y los metros de Nueva York, Madrid y Barcelona.




Recursos para ampliar conocimientos:

- Helvetica: Homenaje a una tipografía, de Lars Müller

- Això és un llibre, de Trinitat Ortega

- En torno a la tipografía, de Adrian Frutiger

P.D. Podéis encontrar un extenso artículo en el DiarioADN de hoy y por cierto, el título del post proviene de la Hora Chanante (Me gusta la negrita, me gusta la cursiva, me gusta la Helvetica porque es muy divertida).

4 comentarios:

bravecoast dijo...

CHANANTEEE!
lo de la camiseta I love Helvetica me huele a obsesión
Ahora Fadeta, dime que la tienes!!! jaja

iris dijo...

pues no cochino! no la tengo! pero, y qué si la tuviera?

Joan dijo...

Frutiger també és el puto amo, evidentment va dissenyar la seva pròpia tipografia, una de les meves favorites, anomenada FRUTIGER!

Jeje, ay la helvetica quantes alegries em va donar en la meva epoca de dissenyador...

En fin!

sfer dijo...

Pues a mí ni me parece divertida la Helvética, ni la Hora Chanante, pero tengo un amigo que es un auténtico fan de ambas. ¿Será algo genético? ¿No podrá gustarte la una sin la otra? Estoy llena de dudas...