martes, 26 de junio de 2007

Galerías de curiosidades

Las galerías o gabinetes de curiosidades son colecciones privadas de objetos raros, extraños o difíciles de conseguir que se originaron en torno al siglo XVI como resultado de los avances tecnológicos de la época y de la divulgación de la ingenería, la biología, etc y del "boom" que supuso la exploración del globo terráqueo y del descubrimiento del nuevo mundo, nuevas culturas... Los curiosos corrían en pos de obtener objetos curiosos, formando así colecciones que se convertían en teatrillos de lo asombroso y a veces tildado de sobrenatural. Estas galerías se convirtieron en las predecesoras de los museos.

Estas colecciones deben su nombre de gabinetes al coleccionista Philip Hainhofer que inventó un aparador de madera con numerosos cajoncitos y expositores donde enseñar a la vez que esconder pequeños ejemplares de insectos, animalillos, piedras poco comunes, etc. También se encontraban gabinetes que no sólo contenían objetos raros sino que se especializaban en instrumentos técnicos o en arte.

Dado que la mayoría de colecciones pronto aumentaba de volumen éstas ya no se guardaban sólo en los muebles destinados a ese uso sino que invadían salas enteras con varias recámaras. Estos pequeños museos permanecían cerrados y normalmente eran secretos. De ellos sólo podían disfrutar el propio dueño y las amistades más allegadas.

Los objetos que se podían encontrar en estos pre-museos se clasificaban bajo cuatro categorías, a saber, artificialia, en la que se agrupaban los objetos creados por la mano humana; naturalia, donde se agrupaban criaturas y objetos que provenían del mundo natural; exotica, donde se encontraban plantas y animales exóticos; scientifica, en la que se agrupaban objetos científicos.


La moda de los gabinetes decayó y éstos empezaron a desaparecer a finales del siglo XVIII y durante el XIX. Los objetos que contenían y que eran considerados de importancia museística fueron conservados en los museos de historia natural y los objetos pertenecientes al mundo del arte, en galerías y museos también.

Y quizá os preguntaréis, y por qué esta entrada. Pues bien, me llamó la atención el pasado viernes una noticia del informativo de A3, que por cierto es muy de gabinete de curiosidades, que cubría la inauguración de un nuevo museo en la ciudad de Nueva York y que amplía la gran oferta cultural de la ciudad ofreciendo una exposición permanente basada en objetos raros y curiosos como una vaca con dos cabezas, una cabeza de mono momificada y reducida, etc. El museo en cuestión se llama Ripley's Believe or Not! y a dicha inauguración asistieron la mujer barbuda, la mujer con las uñas más largas del mundo y demás frikis... He estado consultando la página web del museo y se ve que tienen "franquicias" por todo el mundo y no parece muy serio, pero bueno para divertimento quizá valga.

Si queréis saber un poco más sobre estas colecciones de rarezas, que sí son realmente interesantes, os recomiendo los siguientes libros y recursos web:

PRESTON, Douglas; CHILD, Lincoln. Los asesinatos de Manhattan. Barcelona: Plaza & Janés, 2003.



Una novela cargada de suspense, acción, que te mantiene enganchado hasta el final, que es bastante bueno, y que tiene lugar y justificación en las antiguas galerías de curiosidades. Os la recomiendo sobretodo para este verano, tirados en la playa o en la hamaca a la orilla de la piscina. Mientras la leía maldije internamente haber dejado de morderme las uñas porque lo único que quería era mordérmelas mientras divagaba sobre el final y el asesino.

SEBA, Albertus. Cabinet of Natural Curiosities. Madrid: Taschen, 2005.

Este libro maravillosamente editado por Taschen recoge una de las más grandes colecciones de historia natural de todo el siglo XVIII con ilustraciones precisas y preciosas que cualquier coleccionista que se precie debería poseer y admirar. Os lo recomiendo muy sinceramente y si su precio os echa para atrás, acercaros a una biblioteca a ojearlo.

- Gabinetes de curiosidades
- Los primeros museos y gabinetes reales. Museo de América.
- Cabinets de curiosités

7 comentarios:

Cheto Cheta dijo...

Yo también vi esa noticia y realmente el museo más que una sala seria parecía el lugar de encuentro de los frikis más fruskis de New York.
Aprovechando que voy este septiembre me acercaré y ya te diré si vale la pena o no!
Realmente en Antena 3 sacan noticias muy raras, como ayer que sacaron el Naked CowBoy de Times Square (al que por cierto nosotros grabamos con la cámara de video)!

Anónimo dijo...

Lo que faltaba, ahora los frikis son artistas. La cultura se desmiembra...

Joan dijo...

Uala tia akesta entrada del teu blog m'ha encantat! Segur que pensaves en mi també quan l'has fet no?

Un petonet!

Joan

bravecoast dijo...

desde cuando los artistas no han sido frikis?

Milagros González dijo...

Es un tema que me interesa, y que tiene mucha tela por cortar. "Saltamontes", una buena síntesis la que hicistes, necesaria para comprender estas extrañas exhibiciones del siglo XXI que, como vemos en tu entrada, tienen raíces hondas en el pasado.

Elisa Itandehui dijo...

Muchas felicidades por esta entrada y las que he podido leer es este ratito en quehe caido aqui.

Proximamente volvere a visitarlo, por que vale mucho la pena, pero esta entrada, la de las Galerias de Curiosidades, me encanto!! y aunqu etratara de explicarte el por que, seria muy complejo... aun asi, gracias!!

Iris dijo...

Hola Elisa y Milagros,

Me alegro que les haya gustado la entrada. A mí es que todo esto de las galerías de curiosidades me llama mucho la atención... Me encataría poder visitar una típica de finales del siglo XIX...