domingo, 27 de julio de 2008

Deseo... coger en préstamo estas novedades

El carrito de las novelas nuevas ha vuelto. Cómo me gusta ese carrito, por Dios. Puntear, sellar, poner pictos... mientras las ojeo y decido cuáles entran en mi lista de deseos. Ahí va un pequeño resumen de las próximas novedades que voy a sacar en préstamo de la biblio:

Wood, Patricia. La lotería. Barcelona: ViaMagna [etc.], 2008.

El CI de Perry es sólo de 76, pero no es ningún estúpido. Su abuela le ha enseñado todo lo que necesita saber para sobrevivir: le enseñó cómo tomar nota de las cosas para no olvidarlas, le enseñó a jugar a la lotería todas las semanas, y, lo más importante de todo, le enseñó en quién confiar. Cuando la abuela muere, Perry queda huérfano y desamparado a la edad de treinta y dos años. Luego, su billete semanal de la Lotería del Estado de Washington gana doce millones de dólares e inmediatamente descubre que tiene muchos familiares, tantos que no sabe qué hacer con todos ellos.

Rodríguez, Antonio Orlando. Chiquita. Madrid: Santillana, 2008.

Espiridiona Cenda, una joven cubana de sólo veintiséis pulgadas de estatura, llega a la Nueva York de fines del siglo XIX con el deseo de triunfar como bailarina y cantante. Esta biografía imaginaria de un personaje real recrea con libertad y una fabulación ilimitada las aventuras y desventuras de Chiquita, una mujer seductora e independiente que llegó a convertirse en una de las celebridades mejor pagadas de los teatros de vaudeville y las ferias de su tiempo.

Hadziyannidis, Vanghélis. El invitado. Salamanca: Témpora, 2007.

Un estudiante con apuros económicos recibe una insólita proposición: alojarse durante dos semanas en un hotel junto a un grupo de desconocidos y acceder a sus demandas; a cambio de ello recibirá una interesante cantidad de dinero. Acuciado por la necesidad, acepta el acuerdo y se convierte en el "invitado" de un extraño grupo de personas que enseguida descubrirá que son los únicos habitantes del extraño hotel. El hallazgo de una lista de nombres y fechas en un cajón del armario de su dormitorio despierta la curiosidad del joven por otros "invitados" que le han precedido. Su intranquilidad se acrecienta cuando da con una habitación oculta que encierra objetos alarmantes y conoce a una extraña y misteriosa joven. Hasta muchos años después, no será capaz de volver la vista atrás sobre lo que ocurrió en aquel hotel y encajar, una a una, las piezas del puzzle...

Llop, José Carlos. París: suite 1940. Barcelona: RBA, 2007.

A finales de 1940, un escritor español, corresponsal de prensa en Berlín, abandona precipitadamente la ciudad y se dirige en un tren nocturno hacia el París ocupado. Ha solicitado a las autoridades alemanas un salvoconducto de quince días, pero ya no regresará a su antiguo destino. Sus primeros contactos en París son los diplomáticos españoles de la embajada de Franco, tan cercanos a las autoridades nazis y a los círculos colaboracionistas. Se instala en un lujoso piso del barrio de Passy, propiedad de unos judíos que han escapado al sur, a la Francia de Vichy y Pétain. Al cabo de dos años de vida noctámbula y de una bohemia equívoca entre los bajos fondos, el mundo del arte, el mercado negro y los exiliados republicanos, es detenido por la Gestapo. ¿Por qué abandonó Berlín? ¿A qué se dedica realmente en París? ¿Por qué dispone de tantos pisos y apartamentos? ¿Qué provoca su detención?

Pérez Álvarez, José María. La soledad de las vocales. Barcelona: Bruguera, 2008.

Dice el autor: "A veces mis novelas surgen de una idea, una imagen, una sola frase, que me invade de repente hasta convertirse en una obsesión: sólo cuando esa idea o esa frase o esa imagen es obsesiva, creo que estoy ante algo que puede fructificar. Un día leí un letrero al que le faltaba una letra; me di cuenta de que con las restantes era imposible formar una palabra, y de ahí surgió la idea de La soledad de las vocales, la tristeza de estas letras que quedan huérfanas de sentido".

Teulé, Jean. La tienda de los suicidas. Barcelona: Bruguera, 2008.

En esta novela enormemente divertida, no exenta de humor negro, el lector penetra en la tienda y en la vida de una familia, los Tuvache, dedicada desde hace generaciones a la venta de productos (sogas para ahorcarse, toda clase de venenos, armas, etc) que cualquier suicida debe tener a mano para el momento en que decida abandonar este mundo. Los Tuvache se sienten orgullosos de su trabajo y de su reconocida eficacia profesional, hasta que el menor de sus vástagos empieza a dar muestras inquietantes: es un niño alegre, al que le entusiasma la risa.

Smith, Betty. Un árbol crece en Brooklyn. Barcelona: Lumen, 2008.

Corren los años veinte del siglo pasado y descubrimos a la pequeña Francie Nolan leyendo sentada en la escalera antiincendios de su casa, a la sombra de un árbol que solo crece en los barrios más pobres de las grandes ciudades. Poco a poco, la mirada se aleja de la chiquilla para abarcar a la estrafalaria familia Nolan, que malvive en un barrio de Brooklyn. Conoceremos así a sus padres, a su hermano y a la entrañable tía Sissy, que usa a los hombres para aplacar sus instintos maternales. Francie crece rodeada de los libros que tanto le gustan y pronto empieza a preguntar y a pedirle a la vida algo más que un riste acomodo en la mediocridad.

Mailer, Norman. El castillo en el bosque. Barcelona: Anagrama, 2007.

"El castillo en el bosque es una obra de ficción enteramente basada en una historia real", advierte Norman Mailer, quien aborda en esta controvertida novela la infancia y primera juventud de una de las figuras más enigmáticas y aterradoras de la historia reciente: Adolf Hitler.Dieter, agente de las SS, Sección Especial IV-2ª, emprende la redacción de una novela sobre los orígenes de Adolf Hitler ("esoy en condiciones de escribir sobre su infancia con una confianza que no poseería ningún biógrafo convencional", nos dice). Este misterioso agente es elegido por Heinrich Himmler para investigar qué hay de cierto tras las acusaciones según las cuales el abuelo de Adolf Hitler era judío. El resultado de sus pesquisas es inequívoco: no hay sangre judía en su familia. Sí confirma, en cambio, su origen doblemente incestuoso (lo cual no deja de ser para Himmler, obsesionado con el estudio del incesto, una prueba de grandeza de su Führer).

A ver si me da tiempo y los puedo leer todos este verano, aunque con las opos no sé si voy a leer mucho más que los temarios general y específico... ¡Qué cruz!

**Todos los textos sobre los libros son extractos de las sinopsis de los mismos**

8 comentarios:

Olivia-P dijo...

demasiados para mi verano de trabajo y niños en casa, de escoger uno sería el de bettY smith que ya lo recomendó Lía de Faro del Sur o algún manga interesente nuevo de Ponent Mon, por le momento estoy con atrasados. Ya contarás, y de ilustrados no hay ninguno ;) ?

Iris dijo...

Ay, Olivia-P ya sabes tú que de ilustrados hay demasiados... la semana que viene me voy a París y allí encontraré tantos tesoros ilustrados... ya te los enseñaré!

bravecoast dijo...

¿Todo esto te vas a leer? Tu dime la verdad, tienes clones de ti misma... es imposible hacer todo lo que tu haces en una vida.

Tamara dijo...

Oh! Gracias! :) Es la primera vez que paso por aquí y ya me acabas de solucionar el dilema de qué libros me llevo estas vacaciones! Un saludo!

Iris dijo...

Me alegro que tu visita haya sido de tu agrado, Tamara. Pero no te fíes sólo de mis recomendaciones, hay muchas más por ahí, esperándote!

Tanakil dijo...

Me resulta curioso que "Un árbol crece en Brooklyn" tenga la misma portada que "Mi hermana Elba y Los altillos de Brumal" de Cristina Fernández Cubas (Ed. Tusquets). Por cierto, un gran libro que recomiendo.
La ilustración es un cuadro de Norman Rockwell titulado "Girl at the Mirror".
Saludos,
Tanakil.

Iris dijo...

Gracias por la información Tanakil!!!!

Cristina dijo...

He oído maravillas de Un árbol crece en Brooklyn. Ya contarás qué tal si al final lo lees.