martes, 8 de abril de 2008

Curiosidades romanas

Para cambiar un poco las entradas viajeras, en lugar de colgar fotos de la capital italiana voy a colgar fotos de las curiosidades romanas que más me han gustado y/o hecho reír. Aunque no me eximo de colgar fotos típicas de postal...

Caminando por la Via de la Pilotta nos encontramos con este ejemplar del modelo clásico del FIAT 500 del que me quedé completamente enamorada. A mí no es que me gusten mucho los coches, pero cuando el diseño lo vale me quedo totalmente prendada. A este bonito vehículo le inspeccioné hasta el interior poniendo las manos en el cristal y deseando que no me viera el propietario... Increíblemente no fue el único modelo clásico del 500 que vimos, había bastantes por la ciudad.

Y después vamos y nos topamos con el nuevo 500, y ahora sí que estoy loca de amor por el coche. Estoy dividida entre el MINI y el FIAT 500. Compradme el que queráis...

En el escaparate de una tienda esotérica tenían unas 50 variedades de cartas del tarot. Las había para todos los gustos, incluso para los fanáticos, como yo, de la literatura inglesa: el tarot de Jane Austen. ¿Será capaz de predecirte el encuentro con tu Tom Lefroy particular?

Por este tipo de cosas me dan miedo las iglesias. En la Iglesia de Santa Maria do Popolo no había más que calaveras, esqueletos y hasta una demanda de ofrendas para las almas del purgatorio... Se me ponen los pelos como escarpias...

No me vi con fuerzas para fotografiar el barrio donde estaba ubicado nuestro "hotel" (nuestra intención era alojarnos en un convento, pero no encontramos ninguno libre), donde no se podía desayunar allí mismo porque no había sitio. Te daban un tiquet y bajabas al bar de al lado, el Bar Fondi. Te podías tomar cafés con nutella, pero lo más curioso eran los carteles hechos a mano. Tan pintorescos como la dueña, que se desesperaba con los turistas americanos...

En una de las mejores pizzerías de Roma dudábamos entre pedirnos un par de latas de cola o una botella de litro. Era más barata la segunda opción así que por esa nos decantamos. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando nos trajeron una botella de vidrio, como las de 20cl, pero de un litro...

Estamos por todos lados... hasta en el barrio judío de Roma...

6 comentarios:

Tanakil dijo...

La botella de Coca Cola es genial ;) ¿Aquí no hay de esas?
Por cierto, ahora no recuerdo si eres de Barcelona, pero aquí tenemos una tienda especializada en juegos de cartas y en tarot, creo que tienen todos los tarots que existen, ¿la conoces? No es esotérica.
El esqueleto de la iglesia, ¿es real? ¿O es una reproducción?
Saludos,
Tanakil.

Cheto Cheta dijo...

Que guays las fotos! A mí Roma me encanta, fue el primer viaje que hice por mi cuenta y luego he vuleot a ir así que espero que cuelgues también las típicas fotos de postal!
Ahhh y díle al fotógrafo que no te corte la cabeza cuando te fotografíe al lado de tu coche ideal, vamos hombre! Un saludito!

fotografo dijo...

eeeeeeeeeeh!!! que yo no le corte la cabeza en la foto, se la ha auto mutilado en el momento de hacer la reducción de la dimensión de la foto. Siempre pensando mal de mi, snif...

Cheto Cheta dijo...

jajaja pobrete...bueno te pido perdón jeje

Tanakil dijo...

Sniff, sniff, ignoran mis preguntas...

iris dijo...

Ui Tanakil, perdona, pues no sé si en Bcn las tendrán estas botellas grandes de vidrio de Coca-Cola... habrá que buscarlas; no conozco la tienda de tarots y el esqueleto espero que fuera una reproducción porque si no menudo yuyu...