miércoles, 2 de abril de 2008

Arlington Park, de Rachel Cusk

Tenía muchas ganas de leer algo de Rachel Cusk porque en algunos suplementos culturales había leído que a esta autora inglesa se la comparaba con Virginia Woolf, que me encanta. Y he de decir que después de la lectura de Arlington Park (con referencias a Mrs. Dalloway) me han convencido, tienen las dos un estilo narrativo similar: muy analítico y descriptivo, y excepcionalmente absorbente.

El título de la novela hace referencia a la zona donde viven las familias que aparecen en la narración, similar a una urbanización de clase media-alta, con aire burgueses, donde la gente va bien vestida, los padres van a trabajar, los niños al colegio y las madres se ocupan de sus familias.

La trama se desarrolla durante un día lluvioso, que seguramente es gris, o al menos esa es la sensación que transpira toda la obra, donde la rutina diaria es la causa de la desesperación emocional de las mujeres protagonistas, dependientes económicamente de sus maridos, que aunque han logrado conseguir la cota meritoria de la prosperidad material, sienten que sus vidas están envasadas al vacío, sin estímulos, sin objetivos, sin afecto, mediocres.

La lectura de Arlington Park me ha satisfecho mucho, pero me provocaba oleadas de tristeza. Me ha hecho pensar en el sacrificio personal que hacen esas mujeres y en sí es necesaria esa entrega total de tu persona por el mero hecho de tener hijos. Me niego a creer que en pleno siglo XXI sea indispensable que la mujer renuncie a sus objetivos profesionales para poder tener acceso a la maternidad. Y aunque muchos estudios sociales afirman que sí (se puede ver en las noticias cada dos por tres), es una situación muy triste.

CUSK, Rachel. Arlington Park. Barcelona: Lumen, 2008. 302 páginas. ISBN 978-84-264-1638-4.

2 comentarios:

Tanakil dijo...

También yo me fijé un día en ese libro, pero no me lo he leído.
No creo que una mujer deba renunciar a su carrera profesional para ser madre, pero sí pienso que nos deberían dar dos años de baja por maternidad para estar con el bebé como hacen en Suecia. Después estaría bien tener sólo un horario de mañana porque creo que es muy importante pasar tiempo con tu hijo y prestarle atención.
Un saludo,
Tanakil.

berta bocado dijo...

ostres, justament a la contra de la vanguardia crec que era d'ahir, sortia un article SORPRENENT, una dona, intel·lectual no sé de quin camp i amb dos fills, parlant de tot el contrari que dieu vosaltres. Era al·lucinant...
perdoneu que sigui tan poc precisa però jo sóc de les que ho faig tot i a mitges...