lunes, 10 de diciembre de 2007

Firmin, de Sam Savage

Firmin es una rata nacida en Boston, en una librería de viejo. Se siente desplazado y solo y los libros son su única compañía. En la figura del librero buscará a su media naranja fraternal, y es que es como él. Conoce a los grandes clásicos, ha leido tanto como él, sabe exactamente qué libros están en la librería y en qué lugar (aunque ésta carece de un orden exagerado), pero una gran distancia les separa. Firmin es una rata, una RATA con mayúsculas, de las que dan asco, y no se atreve a presentarse así que le observa todos los días desde sus escondrijos. Le observa y analiza según lo que aprende en sus múltiples lecturas.

Cuando su "amigo" no reacciona como a él le hubiera gustado tendrá que replantearse su vida y lo hará gracias a un personaje de lo más aislado, algo que él no habría imaginado nunca y encontrará a su alma gemela.

Esta es una novela para devoradores de libros que verán reflejado su amor por la lectura y es una novela para los que sienten curiosidad sobre qué será eso de la lectura y por qué gusta tanto a algunos. Es una historia de amor hacia la literatura y al beneficio que aporta al alma mitigando el dolor que provoca la soledad. Es un libro que una vez concluido yo quise volver a empezar, y al que seguro recurriré en algún otro momento, ya que he subrayado muchos fragmentos por su limpidez a la hora de transmitir sentimientos, emociones y conocimientos metaliterarios. Desde mi modesta opinión, creo que es un libro que deberían leer todos.

-Lee el primer capítulo de Firmin-

-Lee la crítica de Firmin publicada en Babelia-

SAVAGE, Sam. Firmin. Barcelona: Seix Barral, 2007. 224 páginas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me lo lei en chile!!!!
el 30 en apolo:swing!!!! (vamos?)
eli

Pilar dijo...

Oh, jeje, para devoradores de libros de forma literal XD

un libro con ratones de biblioteca/librería de viejo no puede estar mal... voy a leerlo

esther dijo...

mel'apunto!

Joan dijo...

Sabeu si en faran l'edició en català? Gracies! jo també me l'apunto.