martes, 15 de enero de 2008

Soy leyenda, de Richard Matheson

Imaginaos un día, por la mañana, en la cama, abriendo los ojos. No tenéis que ir a trabajar. Podéis hacer lo que queráis porque no hay nadie más en vuestra ciudad. Sois el último ser humano sobre la faz de la tierra. Las calles están desiertas. No circulan coches ni autobuses ni metro. Nada. Pero cuidado, podéis hacer lo que queráis hasta que llegue el atardecer. Entonces la situación obliga a salir pitando hacia casa, atrincherarse dentro e intentar sobrevivir a los ataques de los vampiros y a los tormentos de la mente.

Este es el planteamiento inicial de la novela Soy leyenda de Richard Matheson. Robert Neville es el último humano en el mundo después de una plaga que ha matado a la mayoría de personas y lo que es peor, si han sobrevivido a la enfermedad ésta les ha mutado en vampiros. Aislado en su casa pasa los días matando con estacas a los vampiros que se refugian del sol, recogiendo víveres y mejorando el atrincheramiento de su vivienda, que es atacada todas las noches por los nosferatus locos por hacerse con su sangre. Cuando estos ataques se producen, Neville se refugia en la música clásica y en el whisky, que lo transportan a los recuerdos familiares cuando la plaga parecía únicamente una gripe muy generalizada.

Aunque pueda parecer un libro de terror para mí es una afirmación lejana a la realidad. Este es un libro sobre la locura y la diferencia. El terror psicológico que produce la soledad absoluta al protagonista sumado al terror de que cualquier noche los vampiros consigan entrar en su casa ya es tremendo. Pues añadid también el dolor de los recuerdos de su vida anterior. Aun así Neville se adapta a su nueva situación y empieza a investigar el por qué de la enfermedad y cómo combartirla, enfrentándose con la ciencia a la superstición del mito vampírico.

La narración de la historia es transparente, eficaz y ágil, explicando al lector sólo lo que necesita saber valiéndose de flashbacks y de saltos en el tiempo y contemplar la evolución del protagonista y de sus enemigos, en una darwiniana adaptación de las especies, convirtiendo en leyenda a Neville. El final de la novela es especialmente conmovedor y te deja con ganas de voler a la primera página y volver a empezar la lectura.

Aprovechando que el estreno de la película basada en la novela es aún reciente es más que fácil encontrar la edición de bolsillo de Booket, aunque recomiendo cien mil veces más la de Minotauro. Y hablando de la película, hace unas tres semanas fui a verla y ya advierto que sí comparáis la película con el libro os decepcionará. Por eso recomiendo no hacerlo porque en el fondo son dos ejercicios creativos diferentes siempre y este es un claro ejemplo.

El Robert Neville de Will Smith es muy diferente del trazado por Richard Matheson. El Neville de papel no es heroico, todos sus actos son pura supervivencia. El Neville de fotograma es un héroe americano al 100% que por propia voluntad se somete a la "convivencia" con los vampiros para así descubrir la causa de la enfermedad, ya que sólo él puede hacerlo.
Con un protagonista tan radicalmente diferente, la trama tampoco podría ser más dispar. Siendo una película entretenida, con unos efectos visuales impresionantes que convierten a la ciudad de Nueva York (y casi en concreto a Washington Square) en un personaje protagonista más, creo que es un error renunciar a toda la carga psicológica de la novela en favor de un terror que tampoco es tal, ya que los vampiros no dan mucho miedo.
Lo más demoledor, la perra. La perra que acompaña al Neville de Will Smith y la relación que establecen entre ambos.

Este próximo fin de semana haceros con la novela, en un par de noches la tenéis más que leída y el domingo por la tarde ved la peli y luego comentamos.

MATHESON, Richard. Soy leyenda. Barcelona: Minotauro, 2007. 179 páginas. ISBN 978-84-450-7663-7.

Soy leyenda. 2007 USA - DIR: Francis Lawrence INT: Will Smith, Dash Mihok, Alice Braga.

6 comentarios:

bravecoast dijo...

jeje que guay que te haya gustado. al final ya ves no vi la peli, porque me gusto tanto el libro que me dije, "oye, saborealo disfruta de el... y si vas a ver la pelicula se te volvera amargo" asi que bueno, cuando salga en dvd ya me lo mirare, de momento prefiero quedarme con un buen sabor de boca.
sabes que la escena en la que vuelan el puente de la NY es la mas cara (por el momento) de la historia del cine?
y que pesadas con la perra! xDD

CresceNet dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my site, it is about the CresceNet, I hope you enjoy. The address is http://www.provedorcrescenet.com . A hug.

Anónimo dijo...

Em pots portar el llibre aquest cap de setmana?

Mami

estherita dijo...

Doncs jo no he llegit el llibre, però m'estan entrant moltes ganes de fer-ho. Jo també vaig anar a veure la peli (malgrat que estava cagadeta per la gossa, sí Joel, què passa!?)i em va agradar perquè la història és bona, però sobretot pel poder de les imatges; la ciutat deserta és xocant. Això sí, li sobre per tots costats heroicitat típicament americana i el final és bastant vomitiu.

Anónimo dijo...

La película tiene poco que ver
con el libro, éste hasta un cierto punto puede considerarse creible, mientras la película es una más de acción en la que hay unos monstruos (que no se pueden decir vampiros) muy espectaculares pero que se parecen demasiado al de la momia. El final del libro es genial, mientras que el de la película es lamentable... pero por lo te distrae, algo es algo.

Norton dijo...

Ah si si cabons! Ara resulta que el llibre és bo. Però clar, és un puto classic de ciència ficció i quan jo me'l llegia era cosa de freaks. Com canvien les coses quan en fan una pel·lícula!

En joan i les seves lectures rares...

Toma ya! Soy leyenda! Un clàssic!!!!

Jo us el vaig recomanar fa temps i no em vau fer cas. Ai, pobres innocents.

Mwahahahahahahaha

Joan