miércoles, 16 de enero de 2008

Il castrati

Ayer caparon al Chatrán. Pobrecito. Cuando le recogí en la clínica veterinaria estaba despierto pero aún con el cuerpo dormido y no se enteraba de nada. En casa se recogió el mismo en el sofá, con esa mantita-pañal debajo, y se quedó sin moverse. El pobre se dio cuenta que quería hacer pipi, pero como tenía el cuerpo dormido no le dio tiempo y se lo hizo encima. Pobre. Intentó bajar para ir a su cajón de arena, pero se cayó al suelo. Le limpié y se quedó k.o. hasta que se le pasó la anestesia y volvió a ser el mismo. Eso sí, durante las 4 o 5 horas en que estuvo medio inconsciente, se me rompió el corazón. Ay, cómo quiero a este gatet!!!

7 comentarios:

oriol dijo...

pobrecito, que pena, je, je, je...

esther dijo...

Pobrissó... sí que fa pena en aquesta foto. Fins i tot, els més "cabrons" quan es posen malalts i els veus fotuts, et trenquen el cor i et surt un instint de protecció bestial. però ara ja està bé, no?

Elena dijo...

Pobrecito! Que penita me da en esta foto, yo me acuerdo de cuando operamos al Rambo y le pasó más o menos igual, cuando los ves tan indefensos es cuando te das cuenta que los quieres un montón.

Por cierto Iris entro de vez en cuando a leer tu blog porque me encanta los comentarios que haces, está muy bien.

Besos,

Elena

oriol dijo...

Els efectes van durar fins a la tarda/nit. Ara continua en plena forma com abans.

iris dijo...

Hola Elena!!!! Me alegra que me leas. A ver si te vienes un día a casa y ves como ha crecido tu Rocky, vaya, nuestro Chatrán, ja, ja. Besotes.

bravecoast dijo...

:( :( :( entonces si vuelvo a vuestra casa, ya no me dejara las manos hechas mierda como la última vez??
joo no es justo :(

bibliogirl dijo...

aii quina peneta el que dius (i veure la foto tb)...pobret... Bé, per sort només van ser unes horetes :)