viernes, 14 de septiembre de 2007

Vuelta al cole (I): los libros de texto

Leía el otro día en La Vanguardia una columna de opinión de Francesc-Marc Álvaro sobre los libros de texto. En ella el autor expresaba su opinión respecto a las quejas que por septiembre casi todo el mundo lanza al aire: ¡Qué caros son los libros de texto!

Y claro, como ya llevo dos campañas de venta de libros de texto en la escuela pues algo de experiencia tengo en la cuestión:

- Francesc-Marc Álvaro alega que la queja contínua de los padres sobre el coste de los libros de texto sería hipócrita, ya que mucho más caros son los caprichos generalizados de los que disponen los niños y adolescentes de nuestra sociedad, véase el último modelo de consola PSP (unos 300€ cuando salió al mercado), la ropa de marca, los gastos del móvil, las semanadas para ir al botellón y a la disco, etc, etc, etc. En ese sentido creo que el autor tiene toda la razón: los niños y jóvenes viven prácticamente solos y se les proporcionan estímulos externos equivocados. Los padres no tienen tiempo para proporcionar esos estímulos que hacen crecer a los niños como personas, como por ejemplo los culturales.

- Pero en lo que no estoy tan de acuerdo es en considerar los libros de texto actuales como un gasto razonable y necesario para la educación de los niños. Está claro que los libros son necesarios y los de texto también, pero no todos los libros de texto son buenos. En general son mediocres y grandes editoriales lanzan auténticas porquerías al mercado con la etiqueta de libro de texto. A parte, por supuesto, la trampa que muchas de estas editoriales realizan para que los alumnos no puedan aprovechar los libros de los hermanos mayores. Este año me he encontrado con unos libros para bachillerato de ciencias que teóricamente era la misma edición de siempre, pero ay, cuál fue mi sorpresa al encontrarme una portada diferente, unos colores diferentes, las unidades didácticas con pequeñas modificaciones y todos los problemas y actividades nuevos.

- Creo que en lugar de subvencionar los libros de texto con el dinero público se tendría que poner un control pedagógico más férreo sobre la edición de estos materiales y establecer una normas que permita justificar un aumento de su precio. Que no es normal que un libro de historia del arte cueste 35€ sólo porque lleve un cd. Con el dinero público habría que fomentar la subvención de ayudas a las escuelas para la socialización de los libros. Con el dinero público habría que aumentar el salario de los maestros y la construcción de escuelas en lugar de instalar barracones. Que es muy fácil crear medidas populistas con el dinero público a 8 meses de las elecciones.

Quizá así podríamos dejar de estigmatizar a los libros y los productos culturales como caros. Hay que pagar por lo que cuestan no por un cd.

5 comentarios:

Patito & Ratón dijo...

Coincido "muy mucho" con tu opinión sobre los libros de texto, los hay de pésima calidad, las editoriales sacan muchísimo dinero, son una fuente de manipulación (sobretodo los de historia) y se podría hacer todo otro post sobre ese tema.

Pero sobre el precio... evidentemente es excesivo, mi hermano en un segundo de bachiller, le costarían más de 500 € ... pero no se contempla la posibilidad de heredar libros, todos conocen a alguien de un curso superior que te los puede dejar y a alguien de curso inferior a quien pasárselos (de hecho creo que solo he tenido un libro de texto nuevo y fue en 2o de bachiller).

En resúmen, es un tema peliagudo, recurrente y tiende a aparecer en dos épocas: inicio de curso y campañas electorales...

yo he dicho.

Patito & Ratón dijo...

Coincido "muy mucho" con tu opinión sobre los libros de texto, los hay de pésima calidad, las editoriales sacan muchísimo dinero, son una fuente de manipulación (sobretodo los de historia) y se podría hacer todo otro post sobre ese tema.

Pero sobre el precio... evidentemente es excesivo, mi hermano en un segundo de bachiller, le costarían más de 500 € ... pero no se contempla la posibilidad de heredar libros, todos conocen a alguien de un curso superior que te los puede dejar y a alguien de curso inferior a quien pasárselos (de hecho creo que solo he tenido un libro de texto nuevo y fue en 2o de bachiller).

En resúmen, es un tema peliagudo, recurrente y tiende a aparecer en dos épocas: inicio de curso y campañas electorales...

yo he dicho.

Patito & Ratón dijo...

a la
> http://alumnesbd.ub.edu/pub/46450954/default.htm> biblioteca mallorquina
es discuteix el mateix (més/menys)... potser t'interesa.

cuack

LittleGrassHopper dijo...

Gracias Patito&Ratón por el link.

bravecoast dijo...

A lo dicho yo le sumaría que en más de una ocasión llega el profe el primer día de clse, mira el libro y dice "esto es una porquería"... ¡y a tomar por culo el libro que te ha costado una pasta!
¿A quién no le ocurrido esto? todo por los tejemanejes con las editoriales.