domingo, 2 de septiembre de 2007

El encantador de perros

Esta mañana tirada en el sofá, enferma, me he topado con el nuevo Mesías, pero atención: es para perros. Es un nuevo programa de Cuatro llamado El encantador de perros. Este hombre se llama César Millán y su historia es típica de Hollywood:

- mexicano, cruzó la frontera de Estados Unidos de forma ilegal, como tantos inmgrantes
- se puso a trabajar en un salón de peluquería de San Diego y empezaría su reputación como
encantador de perros, ya que podía trabajar con los más difíciles y agresivos
- se corrió la voz por el barrio y el hombre también se dedicó a pasearlos
- de ahí se trasladó a vivir a Los Angeles, y claro, el éxito estaba asegurado
- ha entrenado a perros de famosos y ha abierto su propio centro de psicología canina donde una manada de 30 perros, que salen en la cabecera del programa con el propio César corriendo como jefe de la manada (es un poco shocking)
- ha escrito varios libros sobre entrenamiento canino, imparte seminarios por todo el territorio norteamericano y tiene su propio programa de televisión, del que por cierto ya tiene varias temporadas y se pueden adquirir en dvd por internet

- como buen famoso estadounidense ya ha sido paradodiado en South Park

El formato del programa es como cualquiera de estos conductistas (modificación de la conducta), aunque hasta ahora sólo lo habíamos visto en humanos. César responde a las llamadas de socorro de los amos de estos perros que normalmente son los que fomentan el mal comportamiento del animal sin darse cuenta. El "encantador de perros" observa y aporta estrategias para modificar el comportamiento de las mascotas que él mismo pone en práctica. Para mí lo mejor del programa es el factor showman de este extraño etólogo: imita los sonidos de los perros, sus reacciones, sus movimientos, se pone a cuatro patas y en el capítulo de hoy se ha vestido de cartero (había un perro que los mordía). Lo mejor: cuando César hace un silbido determinado y el perro se queda acojonado. Los amos flipan y ponen cara de estar en trance cármico y es que ellos mismos hablan de fe. Bastante entretenido, aunque me interesa la opinión de mi veterinaria favorita sobre el tema.

Aquí cuando Denise Richards solicita la ayuda de César Millán:



El programa ha sido nominado dos veces al premio Emmy (2006 y 2007) al mejor programa de realidad.

5 comentarios:

Cheto Cheta dijo...

Este nos habria venido bien para adiestrar a la Gina!

Anónimo dijo...

hola caracola!!!!y kiero ser encantadora de gatos, y de serpientes y de otros animales entretenidos!!!!nos vemos el finde del 10-11??un besito
PD: soy yo la vet de la que hablas???



Eli

beatriz dijo...

Me encanta este programa! es muy ameno...lo que pasa es que los de cuatro son muy cabrones y le ponen pecha de publicidad, con lo que el programa dura una hora...Flipas con el tio, porque parece que le mete un chip al perro y lo maneja por radio control, aunque hoy ha habido un bulldog ingles que le ha hecho sudar la gota gorda..jajajaj

Anónimo dijo...

Me da mucha pena que el publico esta popularizando esto metodos. Depienden in fuerza, dolor y intimidaccion. Hay mejores formas de entrenar un perro. Vea Karen Pryor, Ian Dunbar para entrenar sin dolor a su mascota

Lilium dijo...

César entrena sin dolor a las mascotas, con psicología.