jueves, 5 de marzo de 2009

que la vida rima desde una esquina de Barcelona

El sábado pasado La Banda del Averno nos fuimos a un recital de poesía organizado por la asociación La Vida Rima en la proveeduría cultural El Colmado, que era un antiguo colmado de verdad y que aún conserva sus estantes y su mostrador.

he aquí La Banda del Averno casi al completo, nos faltaron Suso el Maligno y el Sr. Rubito, os echamos mucho de menos chicos

Normalmente no solemos prodigarnos por tales actos culturales, ya que nuestra vida cotidiana ya rebosa cultura por todos los poros, pero nuestro miembro distinguidísimo y con más glamour Miguelen, recitaba y no nos lo podíamos perder.
De los poemas que recitó nuestro Bunbury particular me quedo con Brindis porque me va al pelo con mi nueva visión de la vida...

BRINDIS

De verdad que no me importa
la impresión que te merezco,
que muerdas mi mano tendida
o que mancilles de sospecha
mi sonrisa de sinceridad.

La larva de tu envidia muta
en daga de afiliado cinismo
que se pierde en inútil saliva.
Con tu vanidad enciendo mi cigarro
y, vestido de sobria cortesía,
reverencio tu insana hostilidad.

De mis labios el primer hola,
de mi puño y letra el último adiós,
y de mi muy humilde copa
mi brindis siempre a tu salud.
¡Por ti, deudor de buena fe!


El encanto del recital residía en que los poetas eran noveles y/o sin publicar su obra, así que pudimos escuchar a autores sin pretensiones ni tonterías, pura poesía, unos más que otros.

Como no podía ser de otra forma uno de mis favoritos fue Miguelen, pero también me encantaron un hombre de Lleida que recitó y declamó maravillosamente y J. Jorge Sánchez que me cautivó totalmente con su poema Ética a Horatio. Si queréis leer a todos los autores que participan en la revista de La Vida Rima podéis comprarla, leerla on-line o descargarla en pdf. Y si no os acabáis de fiar de mí, podéis leer otra crónica del encuentro, aquí.


CSI Miami: Ética a Horatio

Tras un asesinato,

Horatio Caine señala:
"Frank,
esto se está convirtiendo en un hábito muy feo".
Frank, a su lado,
asiente compungido.
"Efectivamente" piensa, mientras mira a su jefe.
"De aquí al vicio sólo hay un paso".

Fue muy enriquecedor descubrir a varios autores nuevos y a un músico muy interesante, Carlos Galán, que acompañó a algunos poetas con su música y que aporta el título a este post gracias a un verso de una de sus canciones que he tomado prestado.
¡Gracias por invitarme, Miguelen, lo pasé de muerte!


Y para acabar, qué mejor que un cóctel.
En este caso, el the end lo compone un Cosmopolitan.

2 comentarios:

Juan Pedro dijo...

Realmente, el encuentro pareció interesante. Gracias por compartirlo.

Miguelen dijo...

Muchas gracias a vosotros por venir!
me quedé con las ganas de irme por ahí con ustedes
espero veros muy prontito!!
besos