jueves, 8 de julio de 2010

Se llevan los topitos de color rosa

O al menos trabajando en ello para que sea una tendencia este verano...
Desde San Juan una avalancha de manchitas rosa ha ido invadiendo mi cuerpo. Mi médico de cabecera dice que es una infección viral infantil (o sea algún biblio niño la ha compartido conmigo), y ahora ya tengo todo el cuerpo lleno.
Resultado: llevo desde el día 1 de baja y lo que me queda. Estoy agotada, febril y el calor tampoco ayuda.
Gracias a todos lo que habéis llamado para darme conversación, enviarme besos y recuerdos, y en especial a todos los biblio amigos y compañeros. ¡Sois los mejores!
Un último apunte: sí, lo pillo todo, pero que sepáis que yo soy inmortal como el Sr. Burns...


7 comentarios:

Samedimanche dijo...

Pues nada, una sesión de radioactividad y a brillar en las noches de Springfield.
Vaya palo veraniego, como si no tubieses bastante con el calorazo!!!
Tu cuídate mucho e intenta relajarte. Desde el otro lado del internet te deseamos lo mejor!!

Juan Pedro Molina Cañabate dijo...

Ahora que estamos con el Tour de Francia, has de saber que el maillot de líder de la montaña es... ¡con pintas rojas! Eres la Reina de la Montaña, míralo así.

Nada, Iris, cuídate y ponte bien.

¡Un saludo!

bravecoast dijo...

SUPERWOMAAAAAAN INMORTALITY !!! :D

Cristina dijo...

Uffff... menudo plan. Pues nada, cuidate mucho y a ver si pronto dejas de ir tan a la moda ;)

Miguel dijo...

espero que estés bien para la cena!! :)

Silver dijo...

A quién intentas engañar, acaso es una tactica para conocer a House y te diga que es lupus.

Iris dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios y ánimos. Han sido quince días de fiebre y calorazo, aunque la mayoría me los he pasado durmiendo.

Juan Pedro, me alegró mucho saber que era la reina de la montaña, pero unos días después me robaron el maillot. ¡Qué vergüenza, atreverse con una enferma!

Silver, te vuelvo a confirmar que lupus seguro que no es, aunque me encantaría conocer a House y que me convenza para que me tome una tónica, ¡puaj!