miércoles, 3 de marzo de 2010

Llora, tú que puedes

Dicen que llorar es bueno, que ayuda a liberar estrés en situaciones angustiosas, que te descarga de lo negativo y te libera, pero no todo el mundo es capaz de hacerlo. Hay algunos que están muertos por dentro.

Yo, en cambio, lloro muy fácilmente. Muy, muy, muy fácilmente.
Lloro cuando alguien me grita, lloro cuando imagino perros y gatos abandonados bajo la lluvia, lloro con algunos anuncios, lloro con las situaciones felices y maravillosas, lloro de miedo en medio del pasillo a oscuras por si me ataca un zombie cuando me levanto en mitad de la noche para ir al baño, lloro con las series más divertidas y más lacrimógenas, con los culebrones autóctonos aceptables, con los culebrones más abyectos y manidos...

Lloro muchísimo y mis ojos dudo que algún día puedan estar secos de lágrimas, pero al menos no tengo un marido y/o novio cabrón que me filma durante mis ridículo-lacrimógeno episodios para luego colgarlo en youtube, crear una web y convertirme así en un fenómeno freakie.


Sí, podría ser que la mujer estuviera fingiendo, que esta serie de
cryingwife fueran los nuevos vídeos de primera, todo falso... Sí, pero me muero de risa viéndola porque me imagino a bravecoast petándose de risa cuando Esther y yo no podíamos dejar de llorar y sacar kleenex cuando el Alfons se muere en las Golondrinas...

3 comentarios:

bravecoast dijo...

buf, te prometo que me ha costado pillar lo de las Golondrinas... ya no lo recordaba! De todas formas es cierto que eramos amigos, en los años locos de la facultad, en tu casa, con nuestras coñas de picarnos unos a otros, viendo el culebron del Cor de la Ciutat y la escena si no recuerdo mal tenía telita. Pero sabes que si una de las dos hubierais sido mi novia, habría reaccionado de otra forma. Yo también lloro mucho, y si quien yo amo llora, no reacciono de la manera que el cabrón de tu video. De la forma que actuaría no la puedo explicar en estos momentos.
Que fuerte recordar esto, de vuestra cueva en el año perro de la facultad...

littleEmily dijo...

Vaya marido! Suerte que no tengo a nadie así que me grabe pero tampoco le daría demasiadas oportunidades: no suelo llorar ni en el cine, sólo en las pelis en las que nadie más llora: lo hice, sí, en Star Wars pero en las antiguas cuando muere Darth Vader, en mi casa se pensaban que me había perdido el día en que explicaron qué era el bien y qué el mal XD y por supuesto, en El retorno del rey, en que lloro de principio a fin

Qué rollo te he pegado con mis lloros

Iris dijo...

bravecoast, qué mítico fue el año perro, creo que tendríamos que ponernos de acuerdo para dedicarle un post conjunto. ¡GUAU GUAU!

littleEmily, yo sí que tengo suerte que nadie me grabe porque lloro en todo, todito, todo. Por supuesto también en Star Wars y de emoción al final de la Batalla del Abismo del Helm, ¡qué fuerte!