miércoles, 10 de marzo de 2010

Let it snow, let it snow, let it snow

Aunque ocasionó muchas molestias, hoy estoy echando de menos la nieve así que me deleito con algunas de las muchísimas fotos que hice ayer (algunas son de compis de la biblio). Bueno, también las cuelgo porque las del lunes a primera hora han quedado desfasadísimas. En el Carmel nevo una barbaridad...

A las 13h ya teníamos 7 cm de nieve acumulados en la terraza de infantil, pero tres horas más tarde ¡ya eran 17!

Empezó a nevar a las 10 de la mañana y no paró hasta la noche, pero entre la 1 y las 5 de la tarde se concentró mucho la nevada así que tuvimos que cerrar la biblioteca porque era peligroso acceder al edificio. Estas son las últimas fotos que hicimos antes de irnos, parecía que no había pasado nadie por allí en años. Era como contemplar un paisaje apocalíptico...

Si acceder a la biblioteca era peligroso, ni os cuento el periplo que nos supuso a todos volver a casa sin autobuses ni coches y como en el Carmel no tenemos metro... pues a patita intentando no caer y rompernos la crisma por las calles en bajada del barrio, que más que calles parecían pistas donde practicar bobsleigh...

Al pasar por delante del Delicias nos hubiéramos tomado unas bravas bien a gusto, lástima que estuviese cerrado...

Hay que decir que el Carmel estaba bellísimo con tanta nieve, todas las calles, los jardines y las montañas blancas... era una estampa preciosa.

Al llegar a casa me encontré que allí también había cuajado mucho y al Abogado no se le ocurrió otra cosa que obligar al gato a experimentar con la nieve. No se gustó mucho, sólo hay que fijarse en la pata delantera izquierda...

Mi terraza quedó preciosa...

Lo peor de todo fue el caos. Bajando hasta Gràcia pasé miedo por las caídas, pero también por los coches que resbalaban sin parar. Parecía que iban a perder el control a empotrarte contra la pared... En la Plaza Lesseps dos autobuses articulados hicieron pinza y se quedaron atravesados en medio del paso con el consiguiente embotellamiento.

Aún así cada paso que daba veía motivos que fotografiar por todas partes...

Lo malo es la dejadez con la que a mi parecer actuó la administración. Que hasta ayer por la noche el Carmel quedara aislado, sin transporte público, es irresponsable. Y que los alumnos del cole Virolai se tuvieran que quedar a dormir en las instalaciones del colegio... . Si el lunes todo era nieve, ayer todo era hielo. Tuve que ir a trabajar caminando (todavía sin autobuses, sólo subían hasta el Park Güell, qué casualidad... ¿sería para los turistas?) y pasé aún más miedo que al bajar el lunes. Digo yo que la sal la deberían haberla echado el mismo lunes cuando dejó de nevar o a más tarder el martes por la mañana, pero esperaron a última hora de la tarde.
Es evidente que el Carmel forma parte de la zona alta de Barcelona, aunque sólo orográficamente porque social y políticamente para el ay.untamiento está claro que no.


4 comentarios:

Repostera Casera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristina dijo...

¡¡Qué buena crónica!!

La verdad es que el caos que se montó aguó un poco la fiesta. Yo entiendo que una ciudad en la que nieva cada muchísimo tiempo no puede estar preparada para la nieve como una ciudad sueca, pero muchos camioneros se quejaban en las noticias de que no se hubiera echado sal antes, si no antes de la nevada que hubiera sido lo suyo, sí en cuanto empezó. Eso quedaba a la altura de cualquier ciudad, ¿no?

bravecoast dijo...

que bueno lo de chatran pobrecito
mi hermano que vive en lloret no ha tenido luz hasta hoy, y los que habran que todavia no tienen.

Anónimo dijo...

Aizz, y es que a veces la belleza es muy cruel y este es el caso de la nieve. Deja bonitos paisajes pero multiples inconvenientes desde caidas, apagones de luz y por supuesto mucho frío.
Lo que hizo el Abogado con Chatran teniamos que haberlo hecho con uno que yo me sé y no se creía la nevada, y hasta aqui puedo leer.

Silver