sábado, 31 de octubre de 2009

Tos sepulturera

Esta semana ha sido extraña en la biblioteca. Tenebrosa. Todo empezó cuando mi compañera en la sala infantil se contagió de gripe. Primero pensamos en aislarla en el cuarto de las escobas, pero al final se encerró durante una semana en su casa, con mascarilla incluida hasta que llegó. Pero ya nada fue lo mismo. Yo empecé a tener una tos inquietante que me removía las entrañas, parecía que en lugar de estertores iba a expulsar cualquier órgano por la boca, pero aguanté como una jabata, aunque acojonaba bastante oírme toser. Desgraciadamente fui la única miembro suficientemente fuerte para superar la maldición que nos ha caído encima y ya tenemos a tres miembros de baja. Unos tienen fiebre, otros moquean, otros tienen tos y algunos hasta lo tienen todo. Con suerte superaremos esta calurosa castanyada maldita que da tanto miedo como cualquier halloween yanqui.

¡Va por ustedes compañeros enfermitos!

5 comentarios:

Cristina dijo...

Oh, no conocía la canción de La castanyera... qué mona :)

¡Cuidate!

Cristina dijo...

Oh, no conocía la canción de La castanyera... qué mona :)

¡Cuidate!

Cristina dijo...

Oops, perdón por el doble comentario.

Enhac Adira dijo...

Dracula yé-yé???

Madre del amor hermoso...

sfer dijo...

¿Los viruses viajan por PI?
Iré con cuidado al abrir sobres que vengan de la biblio que yo me sé...