viernes, 31 de octubre de 2008

Halloween, ¿sí o no?

Esta es la calabaza que abrimos, vaciamos y esculpimos el año pasado. Así que sí, nosotros celebramos Halloween, también la Castañada, si puedo me voy a un centro cultural mejicano y también el Día de los Muertos, y si se pone por delante cualquier otra fiesta, ¿por qué no celebrarla también? Cualquier excusa para celebrar, divertirme e irme de fiesta es válida para mí.

Me encanta que el escritor Rafael Reig también celebre Halloween y se lo responda en su sección del diario Público, Cartas con respuesta a una señora que horrorizada no entiende por qué se celebra, no por defender las nuestradas sino por ser satánica. No os perdáis la carta, reiréis tantísimo... Ahí va un extracto de la epístola:

"Halloween no es una fiesta inocente, pues deriva del culto a Satanás, siendo uno de los días principales para los satanistas y adivinadores, y la noche del año nuevo para los brujos. Doreen Irving, bruja de renombre y concubina del más alto ministro de Satán de su tiempo, posteriormente convertida al cristianismo, alertó a los padres sobre esta fiesta en la que las orgías, las drogas, las misas negras y los sacrificios de niños forman un todo para pecar contra Dios y honrar al demonio."

y de la respuesta de Reig:

"Qué barbaridad, oiga. Para mear y no echar gota. Supongamos que lo que dice fuera verdad… No, perdone, eso es mucho suponer. Si alguien aduce como autoridad la opinión de una tía que se presenta como “concubina del más alto ministro de Satán”, pues qué quiere que le diga: va a ser que no. No estoy muy al día en la composición del gabinete del tal Satán, pero imagino que ese “más alto ministro” será una especie de Solbes o Fernández de la Vega infernal. Ahí se ve la (conmovedora) flaqueza humana: incluso los altos cargos del infierno tienen amantes de dudoso renombre que, encima, se pasan al enemigo y se convierten en cristianas. Admito que lo del ministro de las tinieblas y la bruja meapilas es aún más espectacular que lo de Miguel Boyer y la Preysler."

11 comentarios:

bravecoast dijo...

La mujer que dijo eso era evangelista, me juego un brazo a que si. Lo que pasa es que Halloween tiene origen en una festividad celta, por lo tanto pagana, y esta gente no puede ni ver ese tipo de cosas. A mi la verdad me gusta celebrarlo tambien, pero no tanto en plan disfrazarse y tal. Me gusta mas pensar en una noche de todos los santos, y me gustaria que se hiciera mas como en Mexico. Pero lo anglosajon es lo que manda, carajo de gringos.

sfer dijo...

Yo supongo que soy de Halloween no, aunque por razones un tanto diferentes... y es que tengo especial manía a casi todas las fiestas!! No me gustan ni las calabazas de Halloween, ni los petardos de San Juan (tampoco la coca de fruta confitada ni de llardons, que son las que come casi todo el mundo)... Navidad, en cambio, sí que me gusta. Pero no con renos o papanoeles, sino con bolas de colores y avetos.

Vamos, que soy un poco especial para estas cosas... Pero no, Halloween no lo celebro. Y las castañas no me gustan asadas, sino crudas, así que ya ves tú...

Iris dijo...

Jopetas sfer... tú no eres muy de fiestas... yo es que soy un poco pendonilla y me gusta mucho fiestear. A mí, por eso, la fiesta que más me gusta es Navidad.

¡Navidad, Navidad, dulce Navidad...! Me gustan las luces, los árboles, las bolas, los adornos, los regalos, el turrón, los galets...

¿Falta mucho?

sfer dijo...

Es verdad. Creo que odio las juergas, el barullo... por eso las noches más fiesteras del año, nochevieja y la verbena de San Juan, a mí me gusta quedarme en casa y no asomar la nariz ni a la puerta de casa.

Mi plan ideal para un sábado es el de hoy, por ejemplo: la mañana tirada en el sofá leyendo, una siestecita antes de comer, una peli por la tarde, un rato de costura, un rato de bloguear, la cena y después... lo que se tercie en la intimidad de la alcoba :P

Iris dijo...

Bueno, a mí tampoco me gusta mucho el barullo. Yo soy muy de casa y hay que currárselo mucho para sacarme de fiesta fuera de casa. Por Nochevieja no salgo, igual que tú. Pero las pequeñas fiestas en casa me chiflan.

Mi plan de sábado es exacto al tuyo... sobretodo el final!

Bravecoast, siempre he querido estar en Méjico un 1 de noviembre para poder vivir el Día de los Muertos. Ha de ser impresionante.

Cristina dijo...

Pues a mí, igual que a Sferk, no me gusta Halloween, aunque por razones totalmente distintas a las de las de esta buena mujer.

Me parece una auténtica americanada (en el peor de los sentidos) que además acaba con las tradiciones locales.

Cristina dijo...

Sfer, no Sferk.

Cheto Cheta dijo...

A mí precisamente por lo americana que es la fiesta me encanta! Todo lo que venga de los states bienvenido sea!

Juan Pedro dijo...

Hola a todos:

Antes no me gustaba Halloween porque lo consideraba demasiado americano, quizá. Ahora que pasa el tiempo y veo a la gente de fiesta y feliz, pienso: "Qué carajo, si lo que importa es celebrar, que la vida, de por sí, ya es bastante jodida". Así que, mirad, sea americanada o no, bienvenida sea. Ah, por cierto, acerca de la persona que ha escrito la carta... Bueno, no quiero ser grosero, que a lo mejor me lee algún alumno. Feliz Halloweens pasados y venideros a todos.

Silver dijo...

Pues yo me declaro fan del sector no sabe/no contesta o para ser más exactos del sector alomojó, alomojó si, alomojó no pues eso ni si ni no:alomojó. Alguna vez lo he celebrado en un pub irlandés por eso de que me gusta la guinness y como bien se ha dicho, halloween tiene su origen en la mitologia celta y hace referencia a una fecha en la cual el mundo mágico se une con el real (y obviamente no estoy hablando ni de los politicos ni de los miembros del consorci).No obstante, tampoco es que lo celebre regularmente. Animos Epica Fadeta, recuperate pronto y no te desesperes por estar en casa

Betty dijo...

Dios tenga misericordia de ustedes...