domingo, 8 de junio de 2008

Bomba dominguera

Todos conocemos las patatas bomba, ¿no? Para los despistados, una patata bomba es una patat que está rellena de sofrito de carne picada, tomate y especias, frita y que se acompaña con salsa, en este caso, all-i-oli y salsa picante o brava.

Bien, la cosa no tendría más importancia si no fuese porque hace dos o tres domingos descubrí que el grupo de la biblio de fin de semana tienen una tradición casi centenaria que dice que los valientes bibliotecarios de fin de semanan desayunan una bomba y una caña en el bar Las 4 efes.
Yo no me lo creía, pero pude comprobarlo cuando Antonio se metió una bomba entre pecho y espalda...


No quería ser una bibliotecaria poco digna del turno de fin de semana y de los domingos, en concreto, y la semana siguiente cuando llegó el momento de ir a Las 4 efes, estaba nerviosa pero preparada... no había desayunado nada. Me pedí la bomba y una coca-cola (no me atreví con la caña), eren las 10.30h de la mañana y gracias a la bomba puede aguantar sin problemas hasta las 14.30h... Realmente ¡es un desayuno para campeones!

La bomba era tan buena que el corazón se me ablandó pensando en la envidia y la tristeza que sentiría elAbogado cuando se lo explicase, así que le pedí a la chica de Las 4 efes que me pusiese una bomba para llevar. Le hizo gracia, supongo que no le habían pedido nunca una bomba para llevar...

2 comentarios:

Tanakil dijo...

¡Uf, menudo desayuno! No sé si mi estómago lo aguantaría, picante para empezar el día... Pero hay que reconocer que están buenas las bombas ;) Cuidado con el gato, que también se anima.
Saludos,
Tanakil.

Cristina dijo...

Me encanta lo de bomba para llevar :D