sábado, 8 de junio de 2013

10 razones para apoyar al Festival Muntdemots

Hace cuatro años, MuMo iniciaba su camino como mascota del recién nacido Festival Internacional de Narració Oral Munt de Mots, en Barcelona. Un ambicioso proyecto cuyo objetivo es poner el arte de contar historias al alcance del más cuantioso y variado público de la ciudad, con la participación de grandes figuras internacionales de la narración oral junto con las más destacadas de nuestra cosecha autóctona, mediante la programación de sesiones de cuentacuentos, conferencias y talleres. Después de tres años de gran acogida por parte del público de la ciudad y los medios culturales, el Muntdemots corre peligro. En tiempos de sequía total en el apoyo de las administraciones públicas hacia la cultura, en tiempos en que los cierres de librerías y cines caen imparables como fichas de dominó... el festival te pide ayuda para salvar el Muntdemots. 

Como tantos antes, han hecho uso de la finanaciación colaborativa en masa, Muntdemots ha abierto un canal en verkami para recaudar los 3500€ necesarios para financiar los gastos de producción, diseño e impresión gráfica, personal técnico o transporte, dado que el 95% de las actividades programadas son gratuitas. 


Yo ya he aportado mi granito de arena al Muntdemots, pero me gustaría conseguir que tú también lo hicieras. Por eso, voy a darte 10 motivos para intentar convencerte:


1.- Porque es un festival clave de la narración oral en Barcelona, organizado por voluntarios, encabezado por su director Rubén Martínez Santana, reconocido y premiado cuentacuentos, músico y escritor.

2.- Porque las aportaciones pueden realizarse desde 10€ y las recompensas que recibirán los mecenas van desde carteles firmados, chapas, abonos y entradas exclusivas al Festival, lotes de libros, talleres de narración oral... y muchas más.

3.- Porque el 95% de las actividades programadas en el Muntdemots son gratuitas.

4.- Porque la programación del festival cuenta con más de 50 actuaciones para adultos, niños y familias.

5.- Porque en el Muntdemots actuarán cuentacuentos de Asia, América, Europa, África y Oceanía junto a los mejores cuentacuentos catalanes.

6.- Porque en el Muntdemots los cuentos traspasan la barrera del idioma y se podrán escuchar historias en las lenguas maternas de cada narrador.

7.- Porque la programación del festival se lleva a cabo en centros cívicos, ateneos, biblioteques y locales de toda la ciudad y el área metropolitana.

8.- Porque también se programan conferencias y talleres sobre narración oral.

9.- Porque todos los que participamos directa e indirectamente en el Muntdemots creemos de manera entusiasta en el poder de la narración oral, de contar cuentos, para enriquecernos cultural y personalmente.

10.- Porque desgraciadamente las ilusiones y esperanzas de todos los que participamos directa e indirectamente en el Muntdemots no nos sirven a la hora de financiar los gastos de producción, diseño e impresión gráfica, el transporte, personal técnico... de un festival tan rico y creativo.

Y porque en estos tiempos que vivimos, los ciudadanos debemos armarnos de voluntad y luchar por nuestra cultura. Por favor, entra en el verkami de Muntdemots y ayuda al Festival. Sólo nos quedan 7 días... 

¡Gracias!


5 comentarios:

Miquel dijo...

Ostras , que interesante. Vale la pena. Salut

Iris Duarte dijo...

Gràcies Miquel!!! :-)

Juan Pedro dijo...

Iris, echamos de menos tus post. Que lo sepas. ¡Saludos!

Ausländer dijo...

Despues de encontrarte de forma fortuita, y tras dar a variados botones aleatorios de tu perfil... aqui me hallo.

Que opinas, Catwoman, me llevo de vacaciones "Wicked", o "La rebelion de Atlas"? (he llegado a tu blog por una genial cita de Elphaba, por cierto)

Iris Duarte dijo...

Gracias Juan Pedro, ¡eres un amor! Últimamente me cuesta mucho ponerme a escribir, pero la lista de posts pendientes crece sin parar. A ver si aprovecho las vacaciones de agosto para ponerme al día. Un beso fuerte! ;P

Auländer, bienvenido seas, no has llegado en mi época más activa, pero espero reconducirme. Me presentas un dilema interesante. Depende de las vacaciones que quieras pasar, yo los leería los dos a la vez e iría intercambiando. ¡Feliz verano!