lunes, 13 de mayo de 2013

Barcelona corre


De manera cíclica se ha ido poniendo de moda salir a correr al aire libre. Primero se le llamaba jogging, después footing y ahora running. Tres maneras de referirse a una misma actividad que cada vez practica más gente. Sólo es necesario comprobar el número creciente de carreras populares que se organizan.
Los expertos afirman que este incremento de corredores es debido a la sencillez que implica empezar a correr y también al factor económico ya que el equipo básico no es caro y correr se puede hacer casi en cualquier lado ahorrándose la cuota del gimnasio.
Ya confesé anteriormente que soy una de las abducidas de esta práctica deportiva, a la que añado otro factor motivacional: la contemplación del paisaje.

Lo que antes hacía caminando o desde el bus, ahora también lo hago corriendo mientras quemo calorías (¡ya he perdido 12 kilos!). Y en Barcelona hay unas cuantas rutas para correr y disfrutar del paisaje, desde las más clásicas por la Carretera de les Aigües o el Paseo Marítimo a otras más insospechadas pero efectivas como la de Els Tres Turons.
Pero si necesitáis rutas nuevas, no os podéis perder el libro Barcelona corre (publicado en catalán, castellano e inglés, que encontraréis disponibles en las bibliotecas de la provincia de Barcelona), un fantástico compendio donde encontraréis 23 rutas (que cada corredor puede adaptar a sus necesidades) ordenadas por distritos, temas y dificultad que os harán disfrutar de las plazas, los parques y las calles de la ciudad. Si aún no os habéis iniciado en las careras, no sufráis, este libro puede ser el primer paso ya que también incluye las recomendaciones de dos corredores expertos. 
Eh! Y para los que no podéis salir sin el smartphone, no tendréis que cargar con el libro porque también está disponible en versión app para iTunes y Android.

Ya no hay excusas para no convertirse en el próximo Hijo del Viento...


He publicado esta entrada originalmente, y en catalán, en el bloc LlegeixBarcelona que escribimos conjuntamente entre la biblioteca del Ateneu Barcelonès y las del Distrito Horta-Guinardó.

5 comentarios:

Miquel dijo...

Por Dios ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

¿¿¿¿ Tu también ?????
esta falera que os ha dado por competir contra vosotros mismos acabará con vuestro entendimiento ¡¡¡¡

Deja ¡¡ deja ¡¡¡ quita ¡¡¡ Dios mio ¡¡ pero que os pasa ?..
seguro que es algo proveniente del espacio sideral..o algún residuo de Chernobil o algo de esto que flota por la atmósfera....

Madre mía ¡¡¡ jooging, futing, running ¡¡ acabareís abducidos ¡¡
Ufff....venga,,salut

Iris Duarte dijo...

Jajaja, Miquel, em pixo amb tu. Pensa que ho faig per salut i totalment contra la meva voluntat gastròpata.
Encara no m'han captat per la secta, els hi segueixo el rollo... ;P

La veritat és que per la salut m'ha anat molt bé i com que no em costa un duro, tres o quatre matins a la setmana o puc aguantar. Però no més!

littleEmily dijo...

Em diuen: "Corre!" Em convé fer exercici però no sé si m´agradarà massa correr, mai m´ha agradat gaire però tenint en compte que no sé anar en bici no hi ha cap altre solució. Potser et faig cas ;)

tokian tokiko dijo...

Tres días a la semana no está nada mal, y 12 kilos menos... qué pasada, no? Yo tengo la excusa de que siempre me terminan doliendo las rodillas... y el caso es que me parece un deporte super relajante... Joe, ya me ha picado el gusanillo. En cuanto deje de llover por aquí lo intentaré de nuevo ; )

maría

Iris Duarte dijo...

Little Emily, tienes muchas otras opciones, también podrías ir a nadar, es un ejercicio súper completo.

tokian tokiko, al principio fue duro, pero más allá de verte más delgada, lo bien que te sientes físicamente con 12 kilos menos es lo mejor... :-)