domingo, 14 de junio de 2009

Autoeditando LIJ

Gracias a un dossier que preparaba mi amigo Gustavo para Educación y Biblioteca me vi inmersa profundamente en el maravilloso mundo de la autoedición. Desde las plataformas Lulu o Bubok hasta los trabajos excepcionales de artistas que ellos se lo guisan y prácticamente ellos se lo comen. El dossier en cuestión se titula Autoeditamos o erramos y podéis leerlo en el número 168 (nov-dic 2008), es muy interesante. Os copio un fragmento de la editorial publicada en ese número que a mi juicio resume perfectamente el espíritu de la autoedición:

"Los proyectos de autoedición suelen responder a una necesidad de expresión no tutelada, con aspiración transformadora y un fuerte arriago identitario. En este tipo de publicaciones se integran discurso y estética, caben voces marginales y planteamientos ajenos a los engranajes del mercado, a la correción política y a la industria cultural. A su alrededor gravitan grupos de reflexión, comunidades de trabajo, espacios de intercambio y foros de discusión que superan las fronteras nacionales y generacionales".

También me pareció significativa la reflexión que se hace a continuación sobre el papel de las obras autoeditadas en la biblioteca. Ciertamente, la mayoría de estos trabajos, sobretodo los fanzines, obras de arte y lij, son obras complejas de integrar en el fondo, aún más complejas de catalogar y clasificar, y muchas veces no responden a una demanda suficientemente amplia para justificar el gasto que supone comprar estos libros, que generalmente tampoco son muy baratos que digamos. Pero quizá también tendríamos que tener en cuenta también debería recoger estos productos minoritarios y ofrecer la posibilidad de difundirlos mediante actividades, talleres, exposiciones...

Siguiendo esta última máxima, me fui a mi librería lijera de referencia que dispone de un diverso fondo de lij autoeditada y descubrí estas dos obras que os presento a continuación. Son dos versiones ilustradas de los cuentos Hansel y Gretel y Caperucita Roja. Su autor es Juanjo G. Oller y ha realizado un trabajo precioso pasando por diferentes corrientes artísticas.

En Hansel & Gretel ha plasmado la historia con ilustraciones oscuras, geométricas, iconográficas, dentro del estilo futurista para contar el cuento sin utilizar ni una sola palabra.

Para su versión de Caperucita, titulada Y recuerda..., Oller se ha servido de ilustraciones mucho más dulces, tanto en las líneas como en los colores, son alegóricas y muy oníricas. A mí esta obra me ha fascinado y las dos las tengo ya en mi colección lijera personal.
Ambos están editados por el sello
Milimbo y si no queréis trasladaros hasta mi librería de referencia (muy mal hecho :P) o no podéis, también podéis comprarlos en Milimbo en Etsy (qué gran invento es Etsy...), y para que no digáis que no doy opciones, también podéis pasaros primero por la biblioteca y ojearlos, que ya los tenemos disponibles.

He quedado tan encantada que éstas no serán las últimas adquisiciones, tanto para la biblio como para mí, en autoediciones lijeras. Es un mundo tan grande y con tantos tesoros que no se acaba nunca...

4 comentarios:

Olivia_p dijo...

me ha encantado este post, mira que hay gente interesante y esa opción de lulú y otras es un regalo no para los ilustradores sino para los aficcionados, gracias

Miguel dijo...

pero qué significa LIJ??
mira mi gato:
http://www.fotolog.com/zeroglam
:)

Iris dijo...

Olivia, parece que con internet y etsy estamos perdidas!
Miguelen a ver si vamos a tener un problem. LIJ=literatura infantil y juvenil. Soy la fan nº1 de tu gato!

Miguel dijo...

ok!!