jueves, 18 de noviembre de 2010

2 ranas y 1 gato se mudan de charca

Era consciente que hacía mucho, mucho tiempo que no aparecía por aquí. Iba leyendo otros blogs, pero actualizar el mío ha sido misión imposible. Los quehaceres cotidianos han podido conmigo: intentar finalizar el trabajo final del máster (cada día lo veo más cerca, pero aún falta), estudiar para las oposiciones, las clases de patchwork y los consiguientes deberes también me están ocupando muchas horas (las aventuras patchworkeras, aquí), en el trabajo tenemos un ajetreo nunca visto antes de la crisis y encima ahora tengo que sobrevivir a mi sexta mudanza.

Esto último es lo que más me está trayendo de cabeza y eso que ni tan siquiera hemos empezado, pero elAbogado pronunció ayer la temida frase: "Quizá podrías aprovechar y hacer limpieza deshaciéndote de algunos libros". ¡Horror! Cómo podría deshacerme de algunos libros si cuando me trasladé al piso actual, con lo pequeñito que es, ya tuve que dejar cajas en casa de mis padres..., pero es que nosotros no nos mudamos por convicción sino por oportunidad.

Me explico: el piso en el que vivimos ahora, fue primero mi piso. Un estudio pequeñito, gélido en invierno y sofocante en verano, donde ni tan siquiera cabe una nevera de más de 90 centímetros de alto, que tienes que decorarlo teniendo en cuenta los metros cúbicos de lo pequeño que es, en un edificio a lo terraza de Melrose Place, que se convirtió en un hogar dulce hogar en el que sólo comía pistachos porque pasaba una mala época personal, luego ya fue nuestro piso, con gato, peces y hámster, después conocimos a una de las vecinas que se ha convertido en una madre para nosotros...
Y el piso ha pasado a habitar nuestro corazón, por tanto nunca nos mudaríamos de no habernos tocado un piso protegido igual de pequeño, muchísimo más (pero mucho más) lejos de nuestros trabajos, amigos y barrio, pero con un alquiler de risa.

Así que nos vamos porque toca, aun doliéndonos mucho el corazón. ¿Qué tendrán los lugares que habitamos que te acabas encariñando tanto? ¿Será que los humanizamos con las experiencias que vives en ellos?

La cuestión es que debemos irnos igual que las 999 hermanas ranas de Ken Kimura. Qué bien traído está el ejemplo, aunque las hermanas ranas deban abandonar su charca porque ya no caben en ella y emprenden un arriesgado viaje a través del territorio donde multitud de amenazas ponen en peligro su supervivencia.
Espero que mi mudanza no sea tan animada...

La historia de Ken Kimura es sencilla y simpática, está muy bien hilvanada y conjugada con las ilustraciones de Yasunari Murakami el libro gana por las diferentes lecturas que puede hacer el lector. Mi parte favorita del libro son las dos primeras ilustraciones que permiten sin tener que descodificar el texto, hacernos una idea de por qué las 999 hermanas ranas se tienen que mudar de charca. ¡Genial! Cuantas más lecturas, más gana el libro.

Nosotros aún estamos haciéndonos a la idea. Lo máximo que hemos es hecho es empezar a recolectar cajas de cartón y jugar un poquito con el planificador de espacios de IKEA, y lo que nos queda... Aunque me provoque mucha tristeza dejar mi piso, también me hace ilusión empezar otra etapa, como empezar una nueva lectura, pensar cómo decorarlo, qué plantas podrán encajar en el balcón, acordarme de no meter los dedos en el triturador de basuras, no olvidar el código de entrada y entrenar el mejor y más rápido trayecto hasta el trabajo.

Como dejar un libro ya leído, pero que te ha llenado el alma, y empezar uno nuevo...

KIMURA, Ken ; MARUKAMI, Yasunari. 999 hermanas ranas se mudan de charca. Barbara Fiore, 2010.

6 comentarios:

suso dijo...

Dejate de sentimentalismos, renovarse o morir :),bienvenidos siempre que sean a mejor.
Por cierto ¿a que zona te mudas?.

bravecoast dijo...

que guay que hayas vuelto!
animos, lo de mudarse es un coñazo y yo soy un poco como tu que me encariño con lugares y cosas... pero piensa que podreis ahorraros una pasta, y de alli... a la casa de tus sueños? ;D
para cualquier cosa que pueda ayudaros (para cargar cajas) me avisas. y luego nos invitas a la inauguracion!

bravecoast dijo...

al suso, desde que lo desalojaron de su castillo, las casas le saben a poco xDDDDDDD

Silver dijo...

Bueno Fade, tal como está el tema de los pisos hay que aprovechar, que las ocasiones son escasas.Sólo me queda desearte buena suerte con el cambio y ánimos,que las mudanzas en si mismamente, son un rollo macabeo.

Pandora dijo...

Guapissima!!! Soy Silvia, tu excompi de Drugstore, de hace mil años XD XD.
Animo con esa mudanza, que a mi, para marzo del proximo año tambien me espera una (y ya va la quinta en 5 años, buuuffff) Y para aprovechar espacios, nada mejor que altillos o estanterias por toda la pared ^^
Pero bueno, fiate de Ikea, que es lo más!!!
Un besote

diyosafe dijo...

What a great resource!

online pharmacy