viernes, 25 de diciembre de 2009

Una vela peculiar

Me han regalado esta vela. Peculiar es lo mínimo que se le puede llamar. Parece sacada de los años 80 y si de golpe sonara Eloise de Tino Casal no me sorprendería nada de nada.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Las dosis diarias de Montt

Me he enganchado. Necesito mi dosis diaria de Montt.



Muchísimas más en su blog

jueves, 17 de diciembre de 2009

PR 17

Aquest sí que és un crack...
¿Hase falta que tú dices nada más?

miércoles, 16 de diciembre de 2009

I want candy


Necesito muy poquito para sentir que me he despertado y todo vuelve a ser como antes.
Unos buenos auriculares, mi iPod y en el asiento del autobús todo vuelve a ser especial.

martes, 15 de diciembre de 2009

ACCIÓN Donde viven los monstruos

Maurice Sendak fue uno de los primeros autores que descubrí cuando empecé a interesarme en la literatura infantil y juvenil. Tengo unos cuantos álbumes ilustrados suyos y alguna que otra edición especial, pero el que más me gusta es el álbum Donde viven los monstruos.

No me canso nunca de leerlo y mirarlo, buscar estudios sobre el libro y preguntarle su opinión a especialistas en LIJ: me acuerdo cuando Berta Bocado me explicó que cuando explicaba el cuento en la biblioteca siempre había un niño que se partía de risa en un punto concreto en que la historia no hacía pizca de gracia. Una y otra vez llegaban a la página en cuestión y el niño se doblaba de la risa, hasta que le preguntó lo que le hacía tanta gracia y el niño dijo que el monstruo tenía pies de gallina. Lo comprobé y es verdad, ¡el monstruo tiene los pies de gallina! Pues este tipo de detalles son los que más me gustan de Donde viven los monstruos.

Este viernes se estrena la adaptación cinematográfica de la historia, que ha dirigido Spike Jonze (¡toma ya!) y las librerías ya son un completo hervidero de subproductos y algunos más daños colaterales que otra cosa. Desde el Bib Botó, grupo de trabajo de bibliotecas infantiles y juveniles, hemos pensado una acción para que todos los fans de Sendak y de Donde viven los monstruos lleven a cabo. Se trata de no perder la ilusión por el álbum original a la vez que vives con emoción su adaptación al cine. En su blog está todo detallado, pero os lo traduzco por si no entendéis el catalán:

ACCIÓN Donde viven los monstruos

Para celebrar la adaptación cinematográfica del clásico de Maurice Sendak y para intentar no perdernos entre tanta oferta mercantil de subproductos que derivan del álbum original os proponemos:

Que vayáis al cine a ver la peli acompañados del libro (en catalán, en castellano, en inglés, en francés, en el idioma que queráis) y que os hagáis una foto dentro del cine con el álbum y las entradas.

Podéis añadir a la foto todos aquellos elementos que creáis necesarios o que os hagan ilusión: por ejemplo, si en el cine tienen el cartel troquelado grande la peli os podéis hacer la foto ahí mismo y posáis como modelazos con el libro en la mano.

Si sois más atrevidos y os habéis hecho o comprado el disfraz, poneroslo y hacerlos la foto. Y si no sois tan atrevidos os podríais poner la careta que desde el Bib Botó dejamos a vuestra disposición. Sólo tenéis que recortarla y poner la goma. Cualquier opción será buena mientras os fotografiéis en el cine con el álbum.

Cuando lleguéis a casa, enviadnos la foto al e-mail que hemos abierto para la ocasión: allaonviuenelsmonstres@gmail.com

Con todas las fotografías haremos un álbum virtual y así podremos verlas todos.


¿QUÉ OS PARECE? ¿OS APUNTÁIS? YO YA HE EMPEZADO A HACERME FOTOS Y AÚN NO SE HA ESTRENADO LA PELI...

martes, 8 de diciembre de 2009

Libros para artistas en ciernes

Como ya hemos entrado de lleno en época de compras navideñas os propongo unas cuantas sugerencias para regalar a niños o adultos con mucho arte por transmitir.

Si os gusta dibujar o queréis perfeccionar vuestra técnica, ¿qué mejor opción que dejaros enseñar por el gran Quentin Blake?

En Dibujo para artistas por descubrir, de Quentin Blake y editado por Catapulta, encontramos un cuaderno de dibujo prácticamente en blanco con instrucciones sencillas a la par que lógicas para aprender a dibujar fácilmente. Además la obra va acompañada por unos lápices acuarelables y un rotulador negro de gran calidad. Son tan asequibles las explicaciones que yo me voy a atrever y lo intentaré. Si consigo progresar y dibujar algo mínimamente reconocible os lo enseñaré.



Mi segunda recomendación es un libro para aquellos a los que os guste crear, dibujar y ver vuestra obra en movimiento. El flip book sería vuestro producto: pequeños libros de ilustraciones que parecen iguales pero que en realidad son diferenets entre sí por pequeños detalles, pero si las pasamos rápidamente vemos como la imagen se mueve como si fuera una película.

En Mini Cine, editado por Catapulta, tenemos un manual ideal para introducirnos en los flip books gracias a páginas que explican todo el proceso de creación del producto. El libro viene con 8 flip books con las historias y las ilustraciones ya creadas, el artista en ciernes sólo debe aportar los detalles y que al pasar las páginas rápidamente veremos como se mueven. Muy interesante para poder dar después el paso y crear nuestras propias historias.

Si lo que os gusta es crear a partir del papel, con este libro podréis crear 26 animales, uno por cada letra del alfabeto.

Lo bueno de Animalfabeto, publicado por Cocobooks, es que el más pequeño podrá divertirse con él ya que no es necesario ni pegamento ni tijeras para crear los animales. Uno por cada letra del abecedario, aunque los nombres de los animales corresponden a su variante en inglés, pero bueno así aprendemos nuevas palabras. Al final del libro encontramos instrucciones para cada letra-animal y si aún así albergamos dudas siempre podemos consultar la web de la editorial donde hallaremos vídeos ilustrativos sobre el montaje de los animales.

Pero si conocéis, o vosotros mismos sois auténticos ingenieros del papel vuestro libro para estas fiestas es aquel que revela todos los secretos que permite crear los libros en tres dimensiones.

En Los elementos del pop-up, publicado por Combel, tenemos una auténtica clase magistral sobre los libros en tres dimensiones y cómo crear cada efecto: troquelados, lengüetas, desplegables, cajas... Con mucha paciencia, siguiendo las instrucciones al pie de la letra y practicando mucho mucho mucho quizá podamos hacer alguna espiral o lengüeta. Yo empezaré por aquellos efectos marcados como "fácil" e intentaré no desesperarme. En todo caso es un libro a tener en cuenta para todos aquellos coleccionistas del pop-up o lijeros.
Por supuesto todos ellos los compré en Casa Anita.

Hay muchos libros más de este estilo, pero a mí estas son las novedades que más me han llamado la atención. ¿Me recomendáis algún otro?

lunes, 7 de diciembre de 2009

El galet gigante

Había leído sobre ellos en la prensa, pero desde que los colocaron por la ciudad no había podido encontrarme con ninguno. Eran seres mitológicos para mí. Ansiaba troperzarme con ellos y robar uno para colocarlo en casa y así poder contemplar al galet gigante cuando yo quisiera.
Así que cuando regresaba hacia mi apartamento después de salir a cenar fuera y me topé con el galet gigante me emocioné y por supuesto me hice una fotografía a su lado. Menuda hazaña.
Al final no lo sustraje, aunque hubiese sido el momento propicio para el delito (sin testigos, nocturnidad), lástima lo bien anclado que estaba al pavimento y que nunca me atrevería a hacerlo. No tengo valor. Ay, las heroicidades no son para las bibliotecarias mundanas...

sábado, 5 de diciembre de 2009

jueves, 3 de diciembre de 2009

Cloudy with a chance of meatballs o Lluvia de albóndigas

Dos niños escuchan como su abuelo les cuenta la historia de la ciudad de Chewandswallow (lo que traducido sería la ciudad de Masticarytragar) donde el tiempo se altera tres veces al día: a la hora del desayuno, a la de la comida y a la de la cena. Y siempre llueve comida y bebida: zumo, sopa, hamburguesas, espaguetis, donuts... En Chewandswallow no necesitan supermercados ni tiendas 24 horas porque el cielo les provee de todos aquellos alimentos que necesitan.

Pero como bien dice el refrán, no siempre llueve a gusto de todos y el día menos pensado puede llover el plato que más aborreces, imaginaos por ejemplo que lloviera sopa de borrajas y ya tienes la cena estropeada.

O que en verano se producen inundaciones o tormentas por la gota fría y cae comida gigantesca que lo destroza todo...

... pues habrá que marcharse a otro lugar donde no caiga comida del cielo.

Cloudy with a chance of meatballs, escrito por Judy Barrett e ilustrado por Ron Barrett fue publicado por primera vez en 1978 y yo me lo compré de segunda mano en la librería Strand de Nueva York hará unos cinco o seis años. Hace poco la autora escribió la segunda parte Pickles to Pittsburgh, a ver si le echo una ojeada.
A partir de mañana ya se podrá ver la versión cinematográfica del Cloudy... llamada Lluvia de albóndigas que ha adoptado el mismo supósito de la lluvia de comida, aunque el argumento es diferente. Ver en pantalla grande la comida cayendo del cielo puede ser muy divertido. A ver si el trailer les motiva...



¿por qué nos divierte tanto jugar con la comida?